DÍA INTERNACIONAL DEL COOPERATIVISMO 2020

LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

El festejo del Día Internacional del Cooperativismo es siempre motivo de satisfacción, orgullo y alegría para los cooperativistas de todo el mundo. Si bien es bueno recordar que ya hace 176 años que el movimiento cooperativo existe, debemos tener presente que cooperativas y cooperativismo, hubo siempre a lo largo de la historia humana. Solidaridad y trabajo en grupo está en nuestros genes. También es cierto, que nuestros genes incluyen muchos más elementos, que nos impulsan muchas veces en otras direcciones, a veces opuestas, e incluso contradictorias entre sí.

Entre las lecciones que debemos extraer de esta terrible pandemia que está azotando al mundo entero, es que este es un excelente momento para poner mucha atención en nuestro movimiento, en sus principios y valores, y como los estamos aplicando.

En tiempos “normales” dedicamos mucha atención a presentar nuestro mensaje a la opinión pública, a los medios de comunicación masiva, al ámbito político, tanto a nivel nacional como internacional. Sin duda son estas actividades importantísimas que requieren de nuestra atención y dedicación. Pero hoy en día, y parece que en el futuro cercano, hay una tarea más importante aún: concentrar toda nuestra atención y esfuerzos a fortalecer nuestro movimiento, antes que nada.

El COVID-19 ha afectado ya de forma devastadora la economía de todos los países, y por ende a la sociedad mundial. El impacto es dramático en todos los niveles: aumento del desempleo, disminución del nivel y calidad de vida, incremento de la pobreza, menores índices de crecimiento, y desafortunadamente los fenómenos que acompañan estas situaciones como más racismo, más violencia en general y más violencia de género, entre otros.

Nuestra dedicación en estas circunstancias tan difíciles tiene que estar dirigida en aumentar nuestra atención a otros compañeros y compañeras cooperativistas que están pasando momentos muy difíciles. Recordemos que el sexto principio nos habla de la cooperación entre cooperativas, y dice textualmente: “Las cooperativas sirven a sus miembros más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo, trabajando de manera conjunta por medio de estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales”.

Esto de ninguna forma quiere decir que nos desvinculamos de la sociedad que nos circunda, o que no nos concierne lo que suceda fuera de nuestros límites. De ninguna forma. Pero recordemos que nuestros recursos no son inagotables, nuestra energía tiene límites y éstos están marcados por nuestras prioridades, que son fundamentalmente, nuestros socios y socias.   

Dediquémosles entonces toda nuestra atención a los que integran nuestras cooperativas, así como –en la medida de nuestras posibilidades- a los que integran otras cooperativas.

Recordemos que muchos de ellos -socios y socias- están viviendo momentos dramáticos, incluso situaciones de hambre, así como sus familias. Se trata de mucha gente.

Saldremos airosos y fortalecidos de este reto, podremos con mucha mayor fuerza presentar hacia afuera, a los políticos, a los medios, a la población en general, que significa ser cooperativista, que implica pertenecer a una cooperativa, cual es el sentido real de la ayuda mutua. Que los valores y principios cooperativos, no son solamente un texto conceptual bonito, sino un compromiso de vida que nos tomamos muy en serio.     

síguenos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*