Mercado Intercooperativo

Por distintos motivos son muy pocas las actividades que en México se llevan a cabo entre cooperativas. Una de las causas es que la Ley General de Sociedades Cooperativas está enfocada a organizar al movimiento y fija su estructura en sentido vertical. Determina cuatro niveles: las cooperativas de base, que se afilian a uniones y federaciones (la diferencia entre ellas es que las primeras reúnen a cooperativas de distintos giros y las segundas del mismo giro); las confederaciones que afilian a las uniones y federaciones (en México hay siete formalmente reconocidas), y éstas conforman el Consejo Superior del Cooperativismo. La ley no habla de organizaciones horizontales y por lo tanto hay poca actividad en esos niveles.

Si bien en la Confederación Nacional Cooperativa de Actividades Diversas de la República Mexicana, habíamos hecho mención varias veces a esta situación, las actividades a nivel horizontal permanecieron reducidas. Con la aparición de la pandemia, la situación de las cooperativas de producción y servicios se hizo muy difícil. La disminución de toda la actividad económica y social, afectó en forma muy directa a todo el sector.

Fue en estas circunstancias donde se generó el momento oportuno para plantear nuevamente la necesidad y la conveniencia de que las cooperativas empiecen a hacer compras y ventas entre ellas, planificar actividades conjuntas, analizar posibilidades de nuevos desarrollos, etc. Esta vez la tierra estaba lista para hacerla germinar.

Empezamos el proyecto con la participación de pocas uniones afiliadas a nuestra Confederación. Queríamos empezar en pequeño para consolidar algunas ideas, fortalecer al grupo impulsor y generar impulso. En la medida que hubiese avance, se unirían más organizaciones.

Desde un principio participaron otras empresas de la economía social así como productores independientes con potencial –algunos de ellos- de transformarse en el futuro en organizaciones cooperativas.  

Actualmente ya contamos con una estructura que está funcionando en base a documentos constitutivos aprobados en asamblea de todos los participantes, y se está generando una cultura de decisiones democráticas, con delegación de poderes a comisiones ejecutivas que se encargan de implementar las decisiones estratégicas que se toman en las asambleas de productores.

Estamos en el principio aun del proyecto, pero las ideas se están consolidando y el proyecto está tomando forma. 

síguenos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*